3 nov. 2011

¿En qué consiste el juego? I


Hola a todos.

samurai photo picture
Bien, mientras termina o no termina de salir el reglamento, creo que es adecuado que explique de manera general el sistema de Senzou.

Como ya se dijo anteriormente Senzou es un juego de estrategia con miniaturas típico: necesitamos una mesa de juego, miniaturas para representar a las tropas, muchos dados y algún que otro elemento para decorar la mesa de juego. La ambientación del juego nos sitúa en el Japón del periodo Sengoku (1467-1615), durante una de las mayores guerras civiles que ha visto el país del sol naciente.

Durante una partida de Senzou controlaremos las acciones de un grupo de miniaturas, que puede ir desde unas 4 o 5 de ellas hasta unas 25 o 30 de ellas. El tamaño de la partida lo deciden los jugadores. El sistema de juego está elaborado pensando en ambas posibilidades, y divide los escenarios en Escaramuzas, en las que controlaremos a un grupo reducido de luchadores, o Batallas, donde controlaremos a un pequeño grupo de combate.  

El reglamento está escrito en base al uso de miniaturas de 28mm, pero encontraréis información sobre cómo jugar con otras escalas sin mayor problema.

Cada escenario ofrece un rango de puntos al cual se puede jugar, más bajo para las Escaramuzas y más alto para las Batallas. Los puntos van a definir el tamaño de las fuerzas de los jugadores, de manera que el juego esté siempre equilibrado entre ambos. Cada miniatura tiene un coste en puntos asociado, que es indicativo de su calidad en el juego. Así mismo, algunas tropas presentan diferentes opciones de mejoras o equipo para adquirir por un coste extra.

Hablando de las tropas, cada miniatura posee un perfil de atributos que define lo buena que es en diferentes aspectos durante la batalla. Los atributos son: Movimiento, Combate, Disparo, Resistencia, Moral y Yu. Salvo el Movimiento, que indica la distancia que se desplaza la miniatura, y el Yu, que representa la capacidad de la miniatura para realizar acciones especiales; el resto de atributos definen el número de dados que tira una miniatura frente a una acción concreta.

Antes de que se me olvide: el sistema de juego no es el clásico que emplea dados de seis caras, sino que emplea dados de diez caras. Este sistema permite más flexibilidad a la hora de asignar porcentajes y probabilidades, y dado que no es necesario tirar una gran cantidad de dados al mismo tiempo, no supone demasiado inconveniente.

Por hoy se ha acabado mi tiempo, actualizaré con una segunda y última parte más adelante, en la que os explicaré como se desarrollan los turnos de juego.

¡Un saludo!

8 comentarios:

  1. ¿Cuáles son los máximos y mínimos del valor de una habilidad? Lo digo para ver si tengo suficientes D10 XD

    ResponderEliminar
  2. Pues entre 1 y 5, teniendo en cuenta que esos dos extremos son menos frecuentes...generalmente entre 2 y 4.

    ResponderEliminar
  3. Me parece muy interesante este juego ya que soy muy aficionado a las ambientaciones asiáticas (por algo mi juego de rol favorito es la leyenda de los cinco anillos)

    Seguiré de cerca este blog.

    ResponderEliminar
  4. jeje me alegra que te guste. He intentado ser fiel a la historia, y creo que por ejemplo los diferentes clanes presentes en el juego así lo reflejan, siempre desde su pequeño punto de personalidad propia.

    ResponderEliminar
  5. A ver, voy a comentar tras mucho tiempo dando vueltas a este juego. Yo soy Otaku, y wargamero de pro, pero mi afición por la cultura y la historia japonesa es muy grande y hay algo que me "retiene" a la hora de probar este juego.

    Durante el Sengoku, las batallas eran inmensas (de miles de hombres por cada bandos) y cada general llevaba su propia hueste.. Me hubiera parecido más lógico hacer un juego de escaramuzas sobre la epoca siguiente(la supuesta época de paz del gobierno de Tokugawa) en la que cantidad ingente de bandidos y ronins vagaban por toda japón.

    ResponderEliminar
  6. Hola. Muchas gracias por tu comentario.
    Como bien dices, durante ese periodo las batallas eran inmensas, pero efectivamente, las batallas.

    También había escaramuzas entre un pequeño sequito u otro, o dudo que una emboscada la fueran a forman miles de hombres agazapados, así como si un grupo de rebeldes atacaban a un pequeño destacamento con el que iba un mando, o que se yo, muchísimas situaciones más, eran escaramuzas, no grandísimas batallas masificadas, obviamente.

    Las batallas pues eran batallas, con miles de hombres, pero eso en Japón, Europa o donde fuere. Que hubiera grandes batallas no implica que no pudiera haber pequeños enfrentamientos.

    Lo que en el juego se llama "batalla", no es mas que una escaramuza un poco venida a más, por plantear un sistema que diferencia entre "partidas con pocas miniaturas" y "partidas con muchas miniaturas", pero el juego no pretende, ni ha pretendido, ser un juego de grandes batallas batallas.

    ¿Podría haberlo ambientado en Tokugawa? Claro, pero se perdería la gracia de las distintas tropas que a tanta gente le gustan, el gusanillo de los clanes enfrentados. Sencillamente, sería otro juego con otro regusto diferente.

    Espero que este razonamiento más o menos responda a lo que propones, al menos en líneas generales. Un comentario de estos no da para una mayor disertación jeje

    ResponderEliminar
  7. A ver.. ese tipo de ataques eran realizados por piratas, bandidos y ninjas contratados por los propios señores feudales, ya que una escaramuza entre los ejercitos era muy extraña... aunque parezca que no.. si que eran todas batallas. En la epoca de tokugawa seguía habiendo clanes, y habia casas de escuela, y de todo. Lo que pasa es que había Shogun y el dirigía todo el país..

    Sigue sin convencerme. Ojo, no digo que sea malo el juego ni nada, pero no me convence.

    ResponderEliminar
  8. Que quieres que te diga, a mi me parece muy plausible.
    Siguiendo ese razonamiento cualquier juego de escaramuzas ambientado en cualquier época no tiene razón de ser, porque en todas las épocas ha habido grandes ejércitos y grandes batallas.

    Pero en fin, si no te convence, pues no pasa nada, este es un país libre, ¿no? jeje

    ResponderEliminar